Financiacion Propia o Ajena en la empresa

FINANCIACION PROPIA O AJENA: LA INCERTIDUMBRE

Los empresarios tienen dudas, cuando hacen una inversión, entre financiarla con dinero propio o pedir un préstamo, o hacer un mix, es decir, algo de recursos propios y algo de financiación ajena, pero tienen la incertidumbre de en qué proporción, es decir, cuanto utilizar de Financiacion Propia o Ajena.

Financiación Propia se refiere al dinero que aportan los socios a la sociedad, bien vía capital social en el momento de la constitución, o bien vía ampliación de capital social, o bien un préstamo temporal con pacto de devolución de la empresa a un tipo de interés.

Financiación Ajena es toda recepción de dinero por parte de cualquier medio distinto al de los socios.

LA DECISIÓN

Cuando obtienes financiacion propia o ajena tienes que pensar en que adquieres una obligación que es la de devolver el dinero. Muchas personas se olvidan de este pequeño detalle: devolver el dinero, y no solo en el primer o primeros años, sino durante los años que tienes pactado el préstamo.

Por ello, es necesario e imprescindible que preveas qué beneficio va a obtener la empresa, y cuanto de ese beneficio va a ser liquidez (dinero en tesorería, en bancos o caja) ¿por qué? porque esa liquidez es la que va a pagar las cuotras del préstamo recibido.

Habitualmente la Financiación Propia es más cara en primer lugar por el coste de oportunidad, es decir, los accionistas exigen una rentabilidad superior al tipo de interés bancario debido a que quieren, lógicamente, obtener una rentabilidad superior a la que conseguirían por su dinero en otro producto financiero. Y en segundo lugar, el accionista asume un riesgo superior  por invertir su dinero  en una empresa, que si lo invierte en un producto financiero conservador, por ejemplo.

Financiacion Propia o Ajena
¿ Financiacon Propia o Ajena ?

EJEMPLO

Vamos a plasmar con un ejemplo las consecuencias de utilizar más o menos Financiacion Propia o Ajena. Vamos a realizar una inversión en una maquinaria que cuesta 100mil euros. Preveemos que con esta máquina vamos a obtener una rentabilidad del 20%, es decir, vamos a obtener un beneficio de 20mil euros.

Tenemos dos escenarios, considerando, por hacerlo fácil, que el beneficio es todo liquidez, por ejemplo porque vendemos todo al contado:

A) Financiación Propia de 70%, es decir, 70 mil euros, y Financiación Ajena de 30mil euros. Preveemos que el Beneficio es de 20mil euros, al que tenemos que restar los intereses a pagar de 1655 euros y los impuestos, por lo que nos queda un Beneficio despues de intereses e impuestos de 13.759 euros. Las cuotas a devolver del préstamo son de 5.304 euros, por lo que nos queda una liquidez de +8.455 euros. En este escenario, la rentabilidad del socio es de un 19,65% = 13.759 / 70mil euros.

B) Financiación Propia de 10%, es decir, 10 mil euros, y Financiación Ajena de 90mil euros. Preveemos que el Beneficio es de 20mil euros, al que tenemos que restar los intereses a pagar de 4.967 euros y los imppuestos, por lo que nos queda un Beneficio despues de intereses e impuestos de 11.275 euros. Las cuotas a devolver del préstamo son de 15.912 euros, por lo que nos queda una liquidez de -4.637 euros. En este escenario, la rentabilidad del socio es de un 112,75% = 11.275 / 10mil euros.

Por tanto, en el escenario B , el mismo beneficio (20%), que dijimos es liquidez, no llega para hacer frente al pago de las cuotas del préstamo de la Financiación Ajena (90mileuros). Aunque los socios estarían contentos porque su rentabilidad es mucho mayor (112,75% en escenario B respecto a 19,65% en escenario A). Sin embargo la empresa entra en mora con la banca por no poder pagar sus préstamos, lo que descontentarán a los socios.

CONCLUSIÓN

En una empresa, como todo en la vida, el balance debe estar Equilibrado. El endeudamiento debe ser el suficiente para poder pagarlo. Por ello, es muy importante llevar una previsión de tesorería ya no solo a muy corto plazo (semanal), sino también a medio plazo (un año).

El que los socios obtengan mayor rentabilidad puede dar lugar a una suspensión de pagos por exceso de endeudamiento.

El endeudamiento es un ratio que la banca mira con detalle, siendo una variable importante en la decisión a la hora de conceder o no Financiación Ajena, ya que este ratio mide el riesgo financiero de la empresa. El Endeudamiento es el nº de euros que debe la empresa a terceros por cada por cada euro que tiene de recursos propios. A menos endeudamiento, menos riesgo financiero tiene la empresa.

Como Recomendación, el Endeudamiento a corto plazo (menos de un año) o Pasivo Corriente, debe ser la mitad de los Recursos Propios o Patrimonio Neto. Si la empresa necesitara más Financiación, debería ser a Largo Plazo (más de un año).

Si este artículo te ha aportado valor, te agradecemos lo compartas pinchando en los iconos de redes sociales de más abajo, y sobretodo nos dejes tu comentario más abajo.

Si tienes Facebook o Twitter, y quieres estar al día de los consejos que vamos entregando semanalmente, busca a Consulting Integral y síguenos.

Ya sabes, que si quieres saber más sobre este artículo u otro asunto, puedes ponerte en contacto con nosotros y te atenderemos gustosamente

Y por supuesto, estás invitado a solicitarnos un Diagnóstico Financiero, sin coste y sin compromiso alguno